El Carrusel

Publicado en por odettesolangevazquez.over-blog.com

 

 

Arlequin2

 

 

 

 

Todos aquellos que se van dejan siempre en ti algo de ellos…

 

Gracias por ablandar mi camino, por estirar tu brazo cuando la fe se había caído, por dejarme reposar en tu hombro cuando me sentí cansada de tanto golpe en falso en mi cuerpo ya herido.

 

Fuiste color en la aurora para dejarme saber siempre que se pueden tener amigos esos que cuando recuerdas siempre han estado y nunca se han ido, gracias por decirme siempre que la libertad no se vende y que todos nacemos con alas para alcanzar los sueños perdidos.

 

Amigo mío ¡que increíble fue la vida contigo, ahora que te has ido siento un enorme vacío pero siempre me dijiste que este no era tu mundo y que algún día nos separaría el destino, dejaste en mi los recuerdos mas mágicos que un ser halla vivido yo nunca volví a ser la misma desde que me monte en aquel carrusel contigo.

 

 

Yo era muy chiquitita cuando tropecé contigo, iba de camino a casa llorando y con mucho frío, había perdido mi oso era mi juguete preferido tu eras  pequeñito y curioso y me seguiste todo el camino, cantándome melodías con un instrumento antiguo...

 

 

Dijiste ser una estrella que en la tierra se había caído, me pediste con una sonrisa que querías ser mi amigo yo no te hacia caso pues buscaba mi oso perdido, mi osito color canela que se me había perdido.

 

 

Dijiste algo curioso para quedarte conmigo, me ofreciste un viaje mágico a tu carrusel escondido, dijiste yo tengo uno detrás del alba y cerca del rocío, en el viajan arco iris, animales parlantes vestidos con lirios, tengo una nube loca y graciosa pues ella tiene un rayito, dentro de una melodía que habla de arpas, mariposas violetas, pájaros poetas que te cantan al oído.

 

 

Yo no te hacia caso quería mi oso perdido, tu insististe tanto en que querías ser mi amigo, me detuve en el camino y observe tu vestido, era azul brillante con pájaros escondidos, que persona tan rara que harás en mi camino, yo no te deseaba, no quería otro amigo, que no fuese mi oso el que estaba perdido.

 

 

Tu me seguiste hablando convenciéndome de ser mi amigo, que ser tan insistente en que lío andarás metido, que buscas con insistencia  el querer ser mi amigo, llegue al final del camino y mi oso seguía perdido he perdido la esperanza de encontrarlo en el camino y ahí es cuando te miro y veo! la señal, el brillo, que salía de tus ojos y por fin mi fui contigo.

Cruzamos un puente rojo con frutas en el camino, que rara coincidencia yo soñé estar aquí contigo, tu me mirabas sonriendo bien feliz de ser mi amigo, yo no confiaba en el suelo era raro este camino, llegamos a un boque dulce hecho de azúcar el camino, con leones de caramelo, agua con fresas, y  gotas de miel de abeja caían del cielo como roció. Chocolates y paletas redondas floreciendo en el camino.

 

 

Volvía y te miraba, tú feliz de ser mi amigo, yo no confiaba mucho en este raro camino, que historia tan extraña de chocolates y caramelos no es real este mundo en el que tu me has metido…

 

 

Llegamos a una casa con la puerta votando frío, tirando burbujas al viento con hadas adentro revoloteando sus alas con notas de arpa en el ruido, salían notas musicales flotando en el pasillo, creando un brillo intenso que nos indicaban el rumbo para entrar en ese castillo, era un lugar enorme de sillas con ojos y cuadros vestidos, con ropas anaranjadas con magos adentro bien escondidos, mirándome sorprendidos de estar ahí yo aquí contigo

 

 

Después de caminos de dulces, puertas con vida y magos escondidos, llegamos a una pared de liquido con piedras preciosas creando música y colores con brillo, tenia un punto en el medio que se fue abriendo  en forma de triangulo, creando un prisma de vidrio con los colores mas bellos que jamás halla admirado, dijiste observa el punto del prisma tiene una conexión contigo, tu y el son lo mismo por que tu corazón en el esta escondido, tu eres la dueña de esa puerta por eso te he traído, ahí hay pura energía y es el momento de que se valla contigo.

 

 

Mire fijamente el prisma, comenzó a latir conmigo, convirtiéndose en un carrusel de un tamaño que no olvido, con dimensiones enormes como un planeta rellenando un vacío.

 

 

Todos los seres extraños que encontré en el raro camino, estaban en fila  india esperando entrar conmigo, de cebras, caballos y ángeles estaba el carrusel prendido, pero este era diferente, todos cantaban y estaban vivos.

 

 

Dijiste ven a esta silla siéntate cerca aquí conmigo, te mostrare bien quien soy y por que estoy en tu destino, obsérvame bien los ojos soy tu oso perdido que disfrazado de duende te he traído por el camino, desde que tu naciste he estado como amigo fiel contigo, solo te deje un rato para traerte aquí conmigo.

 

Solo disfrazado de duende confiarías en ese camino, de frutas y chocolates por el que te traje escondido, bajo una piel diferente mientras hacías tu oso perdido, soy mas que el amor que se le tiene a un amigo, soy el amor verdadero ese que no muere escondido.

 

 

Reposa sobre mi hombro te mostrare tu destino…

 

 

He despertado, soné ser pequeña, con un oso perdido, carrusel, caminos de azúcar, chocolates y miel, alguien llamo a mi puerta déjame ver quien es!

 

 

Hola! Que tal señora! No la quiero molestar pero es que ando perdido buscando una casa azul, donde pidieron un oso para una niña especial, yo soy el artesano que hace estos osos en mi taller queda bastante lejos al otro lado de la ciudad, será que me he perdido yo no veo otra casa azul, solo tengo esta nota, “entregar en la casa azul, esquina carrusel # 222, es aquí, es la casa, creo que hubo un error…

 

 

 

Y así lo conocí! A mi amigo especial, el error se convirtió en amistad, después en amor, en el verdadero amor…

 

 

Ya llevamos casados 40 y tantos años y mas, con el artesano de osos que llego a mi mundo y se dejo amar!

 

 

Solo fue un sueño dulce! Y se hizo real…

 

 

 

 

 

 Odette Solange Vázquez

 

Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase:

Comentar este post